Ayer iniciamos la primera de las dos etapas maratón y a pesar de algunos problemas seguimos a un gran nivel. El día anterior se nos avisó que no era necesario llevar el depósito suplementario, por lo que estuvimos lastrados durante toda la etapa. Además, fuimos con la suspensión demasiado blanda, lo que nos impidió ir todo lo rápido que nos hubiera gustado, ya que en ciertos caminos demasiado estropeados íbamos golpeando los bajos. No obstante pudimos hacer un buen tiempo y continuamos en segundo lugar, codeándonos de tú a tú con los pilotos profesionales.

 

 

 

 

 

 

Hoy iniciamos la tercera etapa (segunda de maratón), de 188 km, y tenemos buenas expectativas ya que hemos podido regular los amortiguadores y esperamos poder ir más rápido.

¡A todo gas!